Las ventajas de la instalación de líneas de gas natural son abundantes. El gas natural es confiable, rentable, conveniente y limpio. Gas natural está compuesto principalmente por 80-98% de metano.

Algunas ventajas que tiene el gas natural son: calor instantáneo y temperaturas de cocción precisas que le permiten usar fuego alto para freír y seguir inmediatamente con fuego lento para hervir a fuego lento.

La distribución uniforme del calor que ofrece una llama de gas centralizada puede ayudar a reducir las quemaduras. Los quemadores de gas tienen emisiones de calor relativamente bajas ya que la llama de gas desaparece inmediatamente cuando se apaga.  Puede usar cualquier tipo de olla o sartén sobre una estufa de gas.

El gas natural es eficiente cuando cocina, hace funcionar sus electrodomésticos de gas y calienta su hogar. Aporta calor directo ideal para usar tanto en interior como en exterior.

El gas natural se quema bien, a diferencia del carbón o el butano. Algunas alternativas de combustible también emiten azufre y nitrógeno en el aire, lo que las hace inseguras y hostiles para el hogar.

Los compradores de viviendas siempre buscan casas inteligentes. Viviendas ecológicas y con energía eficiente y fiable. Cuando incorporas la instalación de la línea de gas, el valor de tu propiedad aumenta automáticamente. En el caso de que desees vender tu casa tendrá más valor.