En México es muy común que las personas obtengan agua potable de los sistemas de captación que atrapan y almacenan el agua. Incluso cuando estos sistemas se construyen y utilizan correctamente, se contaminan fácilmente con gérmenes que pueden causar enfermedades. Algunos sistemas de suministro de agua utilizan superficies como techos guardar el agua a una cisterna o tanque de almacenamiento que se pueden ensuciar con facilidad.

El sedimento se encuentra en el fondo de los tanques de almacenamiento de agua, que reacciona con el cloro necesario para matar las bacterias. El sedimento también proporciona los elementos necesarios para que las bacterias crezcan.

Consideraciones:

Limpia el área de y elimina todos los escombros.

Retire todos los escombros y el agua de la cisterna.

Talla el interior con un cepillo rígido y una solución de 1 taza (aproximadamente 0,25 litros) de lejía doméstica líquida sin perfume (5% -6%) mezclada con 10 galones (aproximadamente 38 litros) de agua.

Enjuague la cisterna con agua limpia y segura

Vuelve a llenar la cisterna con agua limpia y segura

Los tanques de almacenamiento de agua caliente sanitaria suelen estar implicados en brotes de legionelosis. Es necesario enjuagar, limpiar y desinfectar periódicamente los tanques de agua para garantizar que haya agua limpia y sanitaria disponible en toda la instalación.

Llama a Avendaño Plomerías y Caños, los expertos en limpieza y desinfección de cisternas.