En las casas se suan diferentes tipos de tuberías por diversas razones y circunstancias, tales como la antigüedad de la propiedad, no es lo mismo haber adquirido una casa construida hace 40 años, que una de interés social fabricada en la ultima década. Es importante entender que los modelos de tubería son elegidos por los contratistas dependiendo del tipo de funcionalidad, costos y rentabilidad.

Hay muchos tipos de tuberías de plomería disponibles: algunos clásicos antiguos y algunos hechos con materiales más nuevos. Hay pros y contras que se deben considerar con cada uno de estos materiales al seleccionar qué tipo de tuberías que se usaran en el sistema de plomería de tu hogar.

Una de las más comunes y usadas en los últimos tiempos, son las tuberías de PVC La tubería de PVC es un tipo de tubería de drenaje o línea de ventilación. Es más liviano y fácil de trabajar que la tubería de acero galvanizado. Es fácil de instalar y requiere pocas herramientas, además se puede pegar.

El PVC no se oxida, ni experimenta corrosión, por lo que, a menos que experimente algún tipo de daño inesperado, puede durar indefinidamente.

La tubería de cobre es otro tipo de tubería, se corta fácilmente con una sierra para metales o con un cortador de tubos de cobre especial. La tubería de cobre se puede usar para el drenaje de agua, ya que no representa ningún riesgo para la salud.

Hay dos tipos de tuberías de cobre:

Cobre rígido: El cobre duro que se usa para el suministro de agua.

Tubería de cobre flexible: El cobre flexible que es maleable y se usa en tramos cortos donde el espacio es reducido.

La tubería galvanizada solía ser el material de elección para la plomería residencial.  Las tuberías de acero están recubiertas con una capa de zinc, que está destinada a evitar la oxidación. Los extremos de los tubos están roscados para que puedan atornillarse entre sí.

Descubre qué tipo de tubería hay en tu casa, llamando a los expertos: Avendaño Plomerías y Caños.